Donate
SEARCH

Los Jóvenes son el principal objetivo del activismo y la importancia de una participacion consciente

Por Eliel Villegas

La libertad de expresión es uno de los derechos más esenciales que poseemos los seres humanos, de manera que concebir un mundo sin ella nos es imposible.

Muchos líderes a nivel mundial se han validado de este recurso para alzar su voz en búsqueda de oídos que escuchen su sentir, generando algunos de los más grandes movimientos y discursos que ha habido en la historia pues quien no recuerda el inolvidable “I have a dream” de Martin Luther King Jr. que hasta la fecha de ser escuchado o leído sigue tocando el corazón de todos nosotros.

Pero no solo los grandes líderes han tomado este recurso, la verdad es que esta herramienta es algo de nuestro dia a dia, y puede ser utilizada para el fin que cada persona considere correcto en base a su sistema de creencias, haciendo hincapié en una ética de máximos y de mínimos. Y es así como algunos grupos sociales deciden asirse de este derecho para plataformarse en los medios o hacer contacto con su objetivo meta.

En esta ocasión comentaremos de una experiencia que tuve con uno de estos grupos ecológicos que promueven el activismo radical.

El activismo es una actividad que requiere de mucha energía, esfuerzo y persistencia. Solo así es como tu campaña tendrá un alcance e impacto real, a su vez será cuantificable en términos de marcar una diferencia.

Es por esto que los jóvenes son el objetivo perfecto para cumplir con estos términos, pues poseen esa pasión, la fuerza de los años a su favor, anatómicamente están en excelentes condiciones para soportar cualquier jornada, aguerridos, sin temor de nada o nadie, con ganas de “comerse el mundo”. A esto habría que sumar que son la representación de nuestro futuro, agregando el hecho de que simbólicamente sus rostros son inocencia y pureza, pues no han tenido que lidiar con ninguna frustración del mundo “real”, esto los hace especialmente peligrosos a la hora de lanzarse con todo como sea posible sin importar que marquen las condiciones.  Y para finalizar esta lista de cualidades excelentes, diría que una mente joven siempre es una mente fértil para cultivar ideales, dispuestos a aprender del entorno en todo momento.

Entonces, la estrategia que utilizan estos grupos radicales es la siguiente: enfoque de campaña en los jóvenes. Los mecanismos pueden ser muy variados, pero por mencionar algunos plantaremos los siguientes:

*Utilizando redes sociales como promoción de un “Activismo de un Click” y dónde saben que pueden tener el alcance a ellos.

*El uso de tecnologías de moda con las que estén familiarizados para hacerlos sentir en un ambiente de confianza, y a su vez generando una comunicación no verbal que dice “De jóvenes para jóvenes” pues ¿qué mejor idioma para hablarle a una persona que su lengua nativa?, recordando que la tecnología es el lenguaje nativo de estas nuevas generaciones. 

 Un Estudiante ulitzando la tecnológica emergente de VR (Virtual Reality), donde experimentabas un viaje al polo norte, te hacian ver la belleza de los paisajes y como “ellos” tomaban acción al respecto

*Lenguaje de terror; jugar con sentimientos como el disgusto, miedo y asco. Esto para generar un sentido de urgencia, sobretodo porque los argumentos sentimentales causan más impacto que los lógicos/racionales. Dada la inexperiencia de los jóvenes estos tienen a actuar con este sentido de urgencia que se genera en ellos simplemente porque tienen a ser más impulsivos y el accionar se puede llegar a cabo mediante estímulos internos fugaces.

*Aprovecharse del deseo de hacer algo; como comenté anteriormente, está comprobado que los jóvenes desean participar en la toma de decisiones en los diferentes rubros que hay en el planeta, es por esto que es fácil caer en un ideal que plantea “Salvar al mundo”, que nunca se te explica de una manera clara cómo se piensa alcanzar esto, pero si se hace relevante el hecho de que registres tus datos para formar parte de la iniciativa y AÚN cuando no lo mencionan, una vez que llenas los datos te dicen que es necesario una tarjeta de crédito para poder darte de alta en el sistema, ya que son una fundación no lucrativa que sobrevive de las donaciones que hacen las personas mensualmente, lo cual aparenta ser opcional pero te apegan a que sigas un precio mínimo de 100 pesos mexicanos, lo cual supera por 24% el salario mínimo el cual según Servicio de Administración Tributaria es de 80.04 pesos mexicanos. Solo después de haber hecho este pago puedes bajar la cantidad de donación MENSUAL o darte de baja del sistema. (Fig. 2)

(Fig. 2 : Material visual muy colorido es usado en sus campañas para atraer a las personas a apreciar la razón por la que estan luchando, esto para generar sensibilidad hacia la “noble causa”, lo que suele ser atractivo para los jóvenes para impulsarse a la acción).

A final de cuentas estas acciones producen que los jóvenes solo reproduzcan y repliquen refritos de información que les fueron entregados, pues carecen de bases sólidas a la hora de entrar en una argumentación lógica o con base científica, que a final de cuentas promueve las prácticas contrarias al forjado de un pensamiento crítico, habilidad sumamente importante en esta etapa de la vida, pues va ser difícil desarrollarlo una vez que has creído todo los paradigmas que lo sociedad te ha impuesto sin una capacidad propia de discernir lo que sea de tu gusto.

Es por esto que es importante informarse del camino que estamos eligiendo, no porque esté bien o mal, pero es importante entender que no hay verdades absolutas, todo es relativo dependiendo sobre que zapatos estés parado. Pero es necesario que puedas escuchar todas las posturas posibles, y en base a eso puedas tomar una decisión reflexiva y analítica de cómo participar, teniendo en vista un panorama más grande. A final de cuentas el objetivo que buscamos es el mismo, ayudar al planeta, solo son dos diferentes enfoques/mecanismos.

Eliel Villegas es actualmente el presidente del grupo estudiantil “Youth Biotech” que forma parte del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Guadalajara.

Share this: